Algunas lecturas para el verano

Captura de pantalla 2017-07-27 a la(s) 10.10.39

Se viene agosto y con él unas merecidas vacaciones. Mutaciones del Fantasma ha estado en reposo desde la publicación del último vídeo, hace ya un par de meses, pero para nada cesa. De hecho, en los últimos tiempos he estado pensando cual sería la mejor manera de llevar el proyecto a nuevos lugares y hacerlo crecer y mejorar. En el mes que viene aprovecharé el tiempo para descansar, leer, ver películas y dedicarme al sano arte de la holgazanería más descarada, con ganas de volver en septiembre colmado de inspiraciones y nuevas ideas.

Pero antes de despedirme temporalmente, he pensado que si vosotros también tenéis la suerte de estar ociosos, o tenéis planes de estarlo en las próximas semanas, quizás os apetezca dedicar vuestros ratos muertos en la arena de la playa, o al fresco de los lagos de montaña, a leer alguna de estas recomendaciones. Libros que he tenido el placer de leer en los últimos meses, que han salido al mercado español más o menos recientemente (aunque algunos de ellos lleven escritos bastante tiempo)  y que ofrecen visiones muy distintas en torno a un mismo asunto, que es el que siempre nos ocupa en esta casa: la ciudad y nuestras maneras de vivirla y relatarla.

“La Ciudad, huellas en el espacio habitado”, de Marta Llorente (Acantilado, 2015)

¿Cómo pasamos de la huella de una mano de un niño estampada en una cueva neandertal, al desarrollo de complejísimos imaginarios en torno a las ciudades, en un lapso tan relativamente corto de tiempo? Marta Llorente rastrea los enrevesados caminos de la lógica urbana a lo largo de la Historia a través de la historia de la literatura, la filosofía y las artes. Una obra erudita y ambiciosa y a veces algo lenta pero que te acerca a rincones por los cuales la antropología urbana no siempre se atreve a pasar, y te hace entender la enorme magnitud, complejidad y en última instancia fragilidad de nuestros entornos e imaginarios urbanos.

“Imaginary Cities”, de Darran Anderson (Influx Press, 2015)

Otro libro grande y denso, a rebosar de información, pero que en este caso se relata de forma torrencial y centrándose en las utopías, delirios y ficciones sobre. Darran Anderson encaja en unas 600 páginas prácticamente todo lo que ha dado de sí la imaginación urbana desde que existe la palabra escrita, y no le hace ascos a nada, pintura, arquitectura, literatura, ensayo, cómic, películas, de lo más sofisticado a lo más popular, de lo apocalíptico a lo ligero. Un repaso imprescindible a la historia de la imaginación urbana, escrito con mucha energía y sentido del humor que, por desgracia, todavía no podemos disfrutar en nuestro idioma, pero que a poco que uno entienda inglés merece mucho la pena leer.

“Wanderlust. Una historia del caminar”, de Rebeca Solnit (Capitán Swing, 2016)

La expresión inglesa “wanderlust” señala el deseo ferviente e inextinguible de salir a explorar el mundo, de dejarse llevar por el vagabundeo. Una pulsión que nos lleva acompañando desde que existimos y que el ideal romántico del caminante consiguió acabar de apuntalarnos en la sesera. En este libro dedicado al caminar, Solnit se dedica a explicar los porqués de nuestra intensa relación con el acto de caminar, y qué implicaciones ha tenido este acto tan sencillo y cotidiano en la historia de las artes, el urbanismo, la literatura y en definitiva en nuestra manera de relacionarnos con el mundo y construir nuestras sociedades.

“La ciudad de las desapariciones”, de Iain Sinclair (Alpha Decay, 2015)


Iain Sinclair se considera ante todo psicogeógrafo. Esto es, un discípulo de aquellos situacionistas que, a finales de los 50 se dedicaban a vagabundear por la ciudad para descubrir sus significados ocultos y subvertir el orden de lo cotidiano. Además de eso, tiene cierta inclinación hacia el ocultismo y lo esotérico (por algo es amigo de Alan Moore), simpatiza con los ideales anarquistas y se ha pateado Londres durante años, recogiendo en sus escritos la evolución de la ciudad, aplicándole siempre su particular punto de vista. En este libro se recopilan precisamente algunos de sus artículos de los últimos años, dedicados a la ciudad y a sus propias y reveladoras experiencias, narradas con ritmo y toda la flema de un inglés de pura cepa.

“El derecho a la ciudad”, de Henri Lefebvre (Capitán Swing, 2017)

Se habla mucho hoy día del “derecho a la ciudad”. La lucha porque el espacio urbano siga siendo esa promesa de inclusión en la que todos sus ciudadanos pueden mezclarse, interactuar, acceder a servicios, aprender, discutir, vivir en definitiva. Un derecho que está en riesgo en las ciudades contemporáneas por un combo muy complejo de asuntos como la gentrificación, la especulación salvaje de las finanzas globales, la paranoia securetaria y demás factores. El mítico autor francés ya se olía la tostada en pleno mayo francés, y en esta obra trata de explicar cómo romper esa tendencia a la privatización y a una ciudad despojada de vida. 50 años después sigue siendo un libro fresco como una lechuga.

“Ciudades sostenibles. Del sueño a la acción”, varios autores (The Worldwatch Institute, 2017)

Este libro en realidad no tiene nada que ver con ninguno de los demás, ni siquiera demasiado con los temas que solemos tratar en el proyecto, pero lo incluyo porque ha sido una de mis últimas lecturas en temas urbanos, y puede que a alguno de los lectores le interesen las ciudades también desde un punto de vista más concreto, como espacios físicos que han de cuidarse. El libro es una publicación anual que edita el Worldwatch Institute, una organización estadounidense que se dedica a evaluar el estado de nuestros ecosistemas alrededor del mundo y emitir sus informes. Sorpresa: no suelen ser demasiado optimista ni dejan al ser humano en el mejor de los lugares. Pero si os interesa tener una panorámica del estado de nuestras ciudades hoy, no encontraréis muchos libros más completos en datos, amplitud de miras, aspectos estudiados y rigor científico.

Y eso es todo en lo que a libros se refiere.

Cierto: ninguno de ellos es la típica lectura de verano. Los hay que son tirando a densos y que desde luego no os vais a terminar en un mes, porque hay que leérselos con calma y a poder ser lápiz en mano. Obras que podrían ser en algunos casos ensayos de referencia y que están lejos de la novela ligera. Pero oye, no todo en esta vida va a ser Agatha Christie y Stephen King y además presupongo que si estáis leyendo esto es porque el tema ya os atrae lo suficiente como para abriros paso a machetazos a través de algún que otro pasaje espeso.

Si de todos modos estas lecturas os parecen demasiado para el calor, y no queréis llevar tanto peso encima, os dejo aquí algunos links a artículos diversos que creo os pueden interesar si habéis seguido los vídeos del canal.

Sea en analógico o digital, siempre es un gusto sentir cómo las neuronas se ponen a funcionar, sobre todo con un vermut y unas pataticas delante. Nada más, disfrutad mucho de estos días, y ¡hasta septiembre!

Un abrazo a todos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s