La ciudad más allá del velo

La ciudad es un espacio liminal. Un territorio de frontera. A causa sobre todo de la turistización de nuestro entendimiento, tendemos a pensar en ella como un todo cerrado y asequible, algo que podemos conocer, cuando en realidad una ciudad es un nodo de transformación perpetua, una estructura efímera, que nunca se detiene y que está recorrida por incontables tensiones y repleta de historias subterráneas, ajenas al consenso público de “lo real”. Lo mismo, en realidad, podríamos decir de nosotros como ciudadanos. Salir a la calle es formar parte de un juego, un tapiz hecho con los hilos que representan todos nuestros vecinos y sus vidas en tránsito.

Alguien que ha explicado muy bien en forma fílmica esta condición de perpetuum mobile y de realidad urbana como acumulación de significados ocultos  es David Lynch. Lynch no es un teórico, su aproximación al acto creativo es la de un artista que, como él mismo explica (recomendable su libro “Atrapa el Pez Dorado”), “pesca ideas en lo más profundo”. Sin embargo ciertas recurrencias en las historias que cuenta, o mejor, en los universos que construye, nos pueden ser útiles para reformar nuestra aproximación al entorno urbano. Describir su cine como se acostumbra “onírico, surrealista, hermético”, sólo es signo de pereza intelectual y le resta una dimensión esencial: la de explicar de manera honesta los mecanismos ocultos de nuestra percepción lo cotidiano. Porque, si la ciudad es un ente complejo, y también lo somos quienes la habitamos, ¿quién necesita lecturas simples?

Continuar leyendo

El futuro ya está aquí (por fin)

Parece que en este blog llevamos toda la vida hablando del mismo tema… Y algo de verdad sí que tiene la cosa. De hecho, desde la publicación del capítulo 6, hace ya tres meses, ha sido el tema principal que hemos tratado en el blog, en las redes del canal… Y en la cabeza de quien esto suscribe. Durante todo el verano y parte del otoño le he dedicado mucho espacio mental y tiempo de trabajo al tema y de todo ello han salido varias entradas del blog (aquí, aquí, aquí y aquí), un texto largo en el que se condensan muchas de las ideas que han ido surgiendo en torno al tema, y finalmente este vídeo, en el que he tratado de hacer el salto mortal de condensar 10.000 años de imaginación futurista en 10 minutos.

Continuar leyendo